El estudio por dentro: cables y previos

Llevo una semana engañando a quienes leen este blog. Lo sé, parezco un político. No sé si llevo una o dos entradas diciento que el siguiente post sobre “El estudio por dentro” sería sobre los grabadores, y llega el momento y cambio de parecer. Os preguntaréis por qué el cambio, pues se debe a que en un primer momento había prometido —puedo prometer y prometo— que irían de manera cronológica: primero los que capturan el sonido, luego el que lo gestiona, después el que lo registra… Así que si me remito a esa cronología, de lo siguiente que tendría que hablar deberían ser los cables (ese post no daría para mucho) y los previos.

Así que ahí vamos —para qué me metí yo en este lío—.

Ya comenté en otra ocasión la importancia de los cables. Los podemos dividir entre los que salen del micro al patch, para eso uso únicamente Monster y Spectraflex, de los que procuro tener de diferentes medidas, aunque, por lo general y siempre que puedo, utilizo los más cortos. Por otro lado, nos encontramos con los cables que van del patch a los previos y con ese fin tengo dos tipos: o mogami o cordial. La verdad es que ambas opciones me parecen que están bien; de hecho, mis torpes oídos no distinguen una de otra.

Hasta aquí los cables.

Vamos con los previos.

En el estudio uso básicamente previos de transistores. Ahora que recuerde, previos a válvulas solo tengo dos, y se debe a que para lo que yo grabo, generalmente prefiero los transistores a los válvulas, ya que estos últimos siempre me parecen mas lentos que los otros —siempre fui muy impaciente—.

Hablaré solo de estas unidades como previo, aunque la mayoría tengan EQ, hace mucho tiempo que no la uso al grabar. Intentó obtener el sonido que me gusta usando diferentes previos o micrófonos o si uso la EQ que sea la del amplificador de turno. Tampoco uso compresor, a no ser que esté buscando un sonido que ya sea de concepto totalmente comprimido. Al fin y al cabo nunca sé hacia dónde va ir la grabación y y para qué pasarme media hora con el EQ si al final, igual, esa pista puede que la descarte, más que nada porque cuando acabo la canción puedo tener dos baterías o dos bajos o vete tú a saber qué más.

Neve 1066 – Neve 1073, Heritage 1073 , BAE 1081

Estos previos suenan muy guay. Todos.  No es que tenga una forma específica de usarlos, en realidad, los utilizo para todo lo que haya que grabar, voy probándolos y según el sonido que busque, tengo en cuenta uno u otro. Todos son magníficos lo enchufe donde lo enchufe: batería, guitarra, voz… ¿Veis que está en todas partes? Hay grandes grabaciones en las que solamente se sirvieron de este tipo de previos. Aún así, si tuviera que decir algo malo, diría que a veces suenan demasiado grandes, demasiado rooooock.

CADAC G268-A y G320

Aquí están mis niños mimados (qué hortera me estoy volviendo). Llevo usando los previos CADAC por mucho tiempo y para mí son como los Neve, pero mas chulos, es que no sabría cómo explicarlo, tal vez si dijera que son como más educados con las mezclas. Igual que los Neves los utilizo para todo, me encantan cómo saturan.

Muchas veces hablo con mi amigo Pepe de Tigruss Studio de que todos flipamos con Neve, cuando lo más curioso es que ninguno de nuestros discos favoritos se grabaron con estos previos; de hecho, hay más CADAC que otra cosa. Lou Reed, Bowie, Clash, Sex Pistols usaban CADAC, Trident, Helios o Telefunken (por citar algunos). Oye, que Neve está muy bien, pero CADAC mejor, y no lo digo por que suene mejor, si no porque su precio es mucho más asequible.

HELIOS 1r

Sobre todo, este previo para los rooms y los overheads. Me gustan mucho; sin embargo, este modelo tiene un pequeño problema y es que en seguida satura, no tienen mucha dinámica, ni un control de salida y su volumen es muy bajito, aunque siempre se le podrá añadir un elevador de señal. ¿Observáis cuál es el problema? Que tengo que tratar la señal y, como os expliqué antes, no me mola mucho adulterarla.

ALTEC 1591

Si quieres sonido vintage, este es tu previo. Suena oscuro, sucio y con un volumen que flipas, de ahí que los tengo en cuenta cuando necesito un sonido como pastoso y grave. En el piano suena muy bien, y en la voz, generalmente, lo conecto con micros de cinta. En el bombo y el bajo también es muy bueno.

Cartec Pre-Q5

Previo para la serie 500 de esta marca inglesa. Me gusta porque no pretende ser tu novio… (perdón que me sale la música de dentro), no pretende ser ninguna copia ni de API ni de Neve ni nada y además suena muy bien. El principal uso que le doy es para las acústicas y la voz. Desgraciadamente como lo tengo desde hace no mucho, no puedo hablar de él todo lo que me gustaría.

Para acabar quiero hablar de mi nuevo juguete, muy intresante, que se trata de una mezcla de previo, caja de inyección, y que cuenta con un loop de efectos, para así poder utilizar efectos de guitarra con una voz, un piano o una acústica. Se trata del…

EVENTIDE Mixing Link

Aparte de ser un previo bastante bueno, es una pequeña caja que soluciona ese pequeño trastorno que tiene que ver con ponerle un phaser a un piano o a una voz o a una acústica mientras grabas. Tiene una entrada y una salida de efecto, además de un control de mezcla para poder controlar la cantidad de efecto que le quieras dar, y eso por no decir que incorpora una entrada para Ipad, instrumento, auriculares… Con todas estas prestaciones está demás decir que lo uso muchísimo. Ahora que lo pienso, algún día hablaré de él más largo y tendido cero.

Bueno, parecer ser que esta entrada ha sido más liviana que la de los micrófonos; el sexo; los micrófonos.

La próxima los grabadores.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s