Mujeres maque (maquetitis)

Odio las maquetas —esto sí que es un buen comienzo—.

Las aborrezco.

Vale, sé que para mucha gente son necesarias, pero es que no puedo con ellas por una serie de motivos. Uno de ellos viene a ser que si se graba bien, muchas veces llega a ser mejor que la grabación, y eso me toca bastante los juegos, con g y v, precisamente porque luego, cuando haces la grabación, únicamente buscas copiar lo que ha pasado en la maqueta, generalmente con un resultado bastante poco satisfucktorio, y lo digo por propia experiencia.

Hace algún tiempo me encontraba de gira con Australian Blonde —que, para quien no sepa, era un grupo indi con el que yo tocaba—, y nos llamaron de la compañía para pedirnos una versión de My way, que la querían para una campaña de publicidad, pero necesitaban algo rápido (una demo) para ver si encajaba en el anuncio. Así —así gana el Madrid— que rápidamente en la furgo sacamos la canción y el arreglo, la grabamos inmediatamente nada más llegar a casa y la mezclamos fugazmente, así que en tan solo 1 hora estaba grabada, mezclada y camino a Madrid (el streaming en aquel entonces era Seur). Bueno, la cosa es que la demo llegó y nunca supimos nada de ella, por lo que nos olvidamos por completo de esa canción. Un año más tarde, nos volvieron a llamar de la compañía para decirnos que otra casa comercial había escuchado la demo de My way y que la querían usar para un anuncio, pero que debía ser ya. De nuevo, nos encontrábamos de gira-gira-gira; sin embargo, pudimos sacar un momento, nos paramos en Madrid y grabamos de nuevo la canción. En cambio, en esta ocasión, fue un desastre. Lo único que hacíamos era intentar que sonara como en la maqueta, y, sobre todo por nuestra culpa, no nos percatamos de que aquello era un caos, una mierda. En aquel momento decidí no hacer más maquetas.

Si nos vestimos de estrictos, entre una demo y una maqueta existen diferencias, algunas, pero las hay. En líneas generales, creo que la maqueta es una demo un poco más elaborada, mientras que una demo puede ser una grabación con el móvil en el local —también me toca los juegos con g y v, porque a veces suenan muy bien—. A resumidas cuentas: prefiero gastar mi tiempo y energía en grabar directamente lo que se vaya a editar.

En relación con las maquetas, me viene a la cabeza una anécdota que tiene que ver con Lu Rid, de quien soy muy fan —ventilador en inglés que se utiliza para airear los huevos—. Él hizo una vez un disco al que le tuvo que dedicar mucho más tiempo de lo habitual para grabarlo. La demora se debió a que se centró en que el resultado final tuviera un espíritu de maqueta pero con sonido de disco, ya que estaba harto de que las maquetas le gustaran más que los discos.

El otro motivo porque las odio es estrictamente profesional. Muchas veces los grupos me dicen, o mejor dicho, me preguntan si quiero que me manden la maqueta —entonces tiemblo—. Cuando la escucho, mi celebro empieza a procesar y ya me lleva hacia sitos, y, de repente, me llaman y me preguntan que si me ha llegado la maqueta, a lo que les digo que sí. Me responden: «Guay, pero tampoco te fijes mucho, porque no tiene que ver mucho a cómo queremos sonar, ya que la batería es programada y la guitarra va a través de un Plug. Es que no pudimos grabarlo de otra manera.»
Entonces me pregunto:

Paco. —¿Paco?, ¿estás?

Cerebro de Paco. —Sí, dime, aunque rápido que estoy pensando en arreglos y en cómo grabar los instrumentos que oigo en esta maqueta.

Paco. —Oye, tampoco te esmeres demasiado ya que me han dicho que hay cartón ¿sabrías pensarme para qué me mandan estas maquetas, si lo único que consiguen es engañarme?

Cerebro de Paco. —Pues no lo sé, Paco (El cerebro se irrita y lo unto con Hemoal).

Pues eso.

Mi recomendación (aunque yo no sea nadie para recomendar) se basa en que cuando un grupo va a trabajar con un productor en un estudio, la mejor demo que podréis llevar será una grabación del local, que hoy en día existen muchos aparatos buenos que pueden recoger una grabación bastante decente. Llegado el caso, si no tuviera más remedio que trabajar a partir de una maqueta o una demo, preferiría la demo, ya que con la maqueta me suele costar más encarar la producción, porque me predispone a un sonido.

Hay otras veces en las que algún grupo me llama y me pregunta por el precio de una grabación, pero que debo tener en cuenta que se trataría de una maqueta. Entonces les digo que yo grabo lo que quieran pero que me resulta igual grabar un disco que una maqueta. No pongo el cerebro en posición maqueta y conecto menos neuronas y menos equipo. El uso que quieran darle a la grabación es cosa del  grupo, y no mía, ya que voy a trabajarla igual.

Como siempre, os cuento cómo lo hago yo. Supongo que otra gente preferirá las maquetas y me parece bien, aunque, como os he comentado, yo no.

No quiero terminar sin comentaros que las grabaciones que nos sirven para sacar arreglos como segundas guitarras o coros son otra cosa, están encaminadas a un uso interno. En caso de que hayas grabado una maqueta y ha quedado bien: edítala.

Gracias por leer estas chorradas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s